Desde hace cuatro décadas he tenido una amplia relación con la seguridad, primero en la parte de la seguridad pública y la milicia, y después en la parte privada.

Desde la Seguridad Privada he podido observar en las últimas tres décadas una evolución de los conceptos y la percepción que de la misma vienen teniendo los diferentes actores de la misma, en las diferentes ramas en que se divide o se oferta y prestan los servicios de seguridad privada.

El estudio continuo de esta evolución me ha llevado a la conclusión que la Seguridad Privada, en esta ya casi por concluir de la segunda década del siglo 21, ya está posicionándose como una Ciencia que algunos de nosotros la tratamos como la Ciencia de la Seguridad Privada y que me atrevo a sostener se va a constituir en las próximas décadas en una o quizá la principal materia de estudio que los futuros profesionales de las diferentes disciplinas académicas deberán cursar.

Esta afirmación que ha algunos parezca antojadiza y que para mí está basada en varios aspectos como , el comportamiento de la sociedad frente a los riesgos ya sea de orden natural o inducidos y la concordancia que tengo plenamente con el sociólogo alemán Ulrich Beck quien desarrollo ampliamente la nueva  realidad de la Sociedad del Riesgo que actualmente estamos viviendo.

Estas nuevas características en que se están desarrollando globalmente la sociedad global, nos lleva a que de la necesidad de prevenir y mitigar surjan nuevas necesidades donde ya la preparación para enfrentar los riesgos y amenazas no solo es necesaria y hasta cierta forma obligatoria, sino que la preparación para la continuidad de la vida con la mayor celeridad es necesario prevenirla, prepararse y destinar recursos para ello.

A estos retos es que el actual y futuro gerente, funcionario, profesional se ve enfrentado y aquí es donde se vislumbra la necesidad cada día más imperiosa de tener no solo profesionales de seguridad, al igual que existen arquitectos, financieros, etc., sino que todos tengan la preparación y conocimientos para enfrentar con éxito estas nuevas realidades que el Siglo XXI nos presenta, al igual que al inicio del Siglo XX se presentaban los grandes retos de la industrialización.

Un Saludo a todos mis amigos y colegas.

Luis González NOGALES.